martes, 17 de noviembre de 2015

He tenido que dejar reposar en mi corazón los acontecimientos horribles que hemos vivido este fin de semana. Los atentados de París han puesto de nuevo en la cuerda floja los principios y los valores en los que se asienta la sociedad. Volvemos al ojo por ojo, al miedo, a la violencia gratuita. 
Los medios de comunicación nos asaltan con las estremecedoras imágenes de aquellos sucesos creando en nosotros un odio molesto contra todos los distintos y por tanto también contra nosotros mismos (porque también somos distintos desde el punto de vista de los otros).
Si algo he aprendido estos años en los que me ha tocado reconciliarme con mi cuerpo y con la enfermedad, es que con resentimiento y miedo no se consigue nada, solo acrecentar el tumor. La violencia es un tumor y es nuestra decisión alimentarlo y hacerlo más grande o tratar de aminorarlo con nuestra sangre alcalina. 
Afrontemos el reto, pongámonos una sonrisa y desde la serenidad demos ejemplo, con nuestro día a día, que el amor y la tolerancia es el pasaporte para la PAZ. Estoy segura que con estas actitudes seremos luz para muchos.


lunes, 19 de octubre de 2015

 19 de Octubre, fecha señalada para todas las mujeres que hemos sufrido un cáncer de mama. Es el día en que se nos recuerda que es posible la curación con el apoyo de todos, que el cáncer no solo lo sufre quien lo tiene en sus células, que con el cáncer y después de él, hay vida, mucha vida y sobre todo esperanza. Para todas esas mujeres valientes, este mensaje... SE FELIZ YA

video
 


martes, 8 de septiembre de 2015

Se pasó el verano y llegó la rutina... ¡Bendita rutina! Nos acerca a las cosas pequeñas, sencillas que son las que nos mantiene los pies en la tierra. Madrugar, ir a trabajar, ocuparse de la casa, de los niños... organizamos nuestro tiempo como organizamos nuestra ropa: las mudas en el primer cajón, las camisetas en el armario... El desorden del verano se guarda en el trastero para dejar paso al estructurado invierno (como soy de Burgos solo disfruto de dos estaciones). 
Sin embargo, os invito a que tengais en casa un pequeño cajón desastre donde poder meter alguna que otra locura. Los pies en la tierra están muy bien, pero la cabeza debe mirar al cielo y soñar. Son dos condiciones indispensables para ser felices... como los niños.


















jueves, 16 de julio de 2015

Después de una larga espera y de un esfuerzo titánico.... ¡He aprobado el examen de inglés! Mi alegría se ha juntado con la incredulidad y he tenido que llamar dos veces a la academia para confirmar que la puntuación que había obtenido era la correcta para conseguir el aprobado. Esto me ha hecho reflexionar en mi poca confianza en mí misma. ¿No me veía merecedora de este logro?

Reconozco que es un patrón que se ha repetido muchas veces en mi vida: esforzarme pero no valorar los éxitos porque son lo que debían ser, guardarlos, escondernos... como si fuera aquel siervo que escondió los talentos por miedo a perderlos y no poder entregar nada a la vuelta de su amo. Pero esta vez no. Esta vez quiero compartir con el mundo lo orgullosa que me siento de mí misma. Hoy me pondré guapa e invitaré a los míos porque, aunque solo es un examen... la vida hay que celebrarla¡¡.

sábado, 11 de julio de 2015

Ayer estuve con una mujer increíble, creativa, estupenda y con cáncer. Hablamos de la negación, del victimismo, de la aceptación del nuevo cuerpo... Fue una entrevista muy intensa.
Al terminar,  volví a casa en coche ensimismada en todo lo que habíamos compartido deseando haberle transmitido un poquito de paz para la guerra que iniciaba. En el semáforo fui consciente de la canción que sonaba en la radio y sonreí. En cuatro minutos estaba resumido todo lo que tenía que haberle dicho a esta mujer... Una canción le habría hecho sonreir, seguro. 
Hoy la quiero compartir con todas las mujeres que necesitamos aceptarnos, querernos, abrazarnos, sonreirnos... Mirémonos en el espejo... Todas tenemos ángel en nuestra mirada, a pesar de todo...

sábado, 27 de junio de 2015

Hoy me vais a permitir que os aconseje una película: "Nuestro último verano en Escocia". En muchas entradas os he comentado lo importante que es el mundo de los niños, su sinceridad, la asombrosa claridad con que interpretan el mundo, su inteligencia para adaptarse a las situaciones de cambio... Pues bien, en esta película se ve estupendamente, además de ser divertida, nos ayuda a integrar de manera serena golpes dolorosos como puede ser el cáncer o la muerte. 
Me alegra ver que no soy la única que valora la mirada de los niños y que intenta aprender cada día un poco de su mundo. Yo lo intenté mostrar a través de las historias de Benjamín, pero me encanta descubrir otras iniciativas que nos pueden aportar tanto a los adultos.
Que la disfrutéis.

viernes, 19 de junio de 2015

No sé si la gente suele creer en los ángeles, esos seres alados y llenos de luz que nos ayudan en la vida cotidiana. Yo ayer me encontré a uno. 
Resulta que me tocaba de nuevo revisión oncológica en el hospital y la médica que habitualmente me ve, no estaba. Confieso que estaba un poco expectante y nerviosa por el desconocido que iba a asumir la responsabilidad de mi caso, sobre todo porque me esperaba un cambio de medicación a más agresivo por mis cambios hormonales. 
Entró el doctor con una sonrisa, nos dio la mano y se presentó. Su voz era serena y cercana. Estuvimos casi treinta minutos hablando y consultando dudas antes de que me explorara. La verdad es que tocamos los temas de siempre: estadísticas, tamoxifeno, recaída, porcentajes... Sin embargo, lo importante no fue el tiempo dedicado si no la forma de tratar el asunto. Por fin una entrevista en la que había ESPERANZA, RELATIVIDAD, EMPATÍA, CONFIANZA EN EL CURSO NATURAL DEL CUERPO.
Hubo un momento en que cerré los ojos, sonreí a mi interior y al abrir los ojos vi dos alas blancas que se prolongaban por la espalda del doctor. 
Ha sido el primer día que he salido de la consulta viendo la luz al final del tunel. ¡Este tunel tiene final!

martes, 9 de junio de 2015

Querido mundo, de nuevo vuelvo a conectarme para contaros mi nuevo estado de agradecimiento. Sí, agradecimiento. Este fin de semana me he presentado a una prueba de inglés para intentar conseguir la certificación del  nivel del First Certificate, algo que para muchos seguro es pan comido, sin embargo, para mí, me ha resultado duro, no por ser inglés (que reconozco que me gusta), sino por volver a estudiar, sacar tiempo, dormir poco, compaginar con el trabajo, la casa, la familia...
Ha habido momentos de agobio en los que no entendía por qué me había enfrascado en tal aventura, más cuando me enteré que mis compañeros de academia no se iban a presentar. En este recorrido he ido superando barreras y miedos, miedos a los listening, miedos al speaking, miedos a qué van a pensar si suspendo... De nuevo me he visto luchando contra mi mayor enemigo: EL MIEDO.
Ahora que ya ha pasado el examen, siento haber crecido por el esfuerzo. La verdad, no sé si aprobaré o suspenderé, pero llevo en mi interior una gran sonrisa. He superado el miedo al fracaso, pues estoy segura que puedo conseguir el éxito (eso sí, no sé cuándo, pero eso no es lo importante). Os dejo con una canción de Cosmosoul que se titula FELICIDAD PURA... una delicia

martes, 7 de abril de 2015

¡Felices Pascuas a todos! Quiero compartir con vosotros una gran alegría.  
¿Qué le pasa a Benjamín? ¡¡ya se vende en Amazon!!
El Universo ha querido que este libro delgadito y tierno viaje por el mundo... Estoy muy contenta. Ójala reparta mucha luz a todos aquellos papás que necesitan acercarse a sus hijos. Ójala ponga palabras sencillas a las circunstancias, a veces complicadas, de la vida. Ójala ayude a encontrar un punto de encuentro entre niños y mayores.
Hoy no puedo más que decir GRACIAS.
 

martes, 31 de marzo de 2015

Esta semana ha sido muy impactante... La verdad, primero el accidente de avión en los Alpes franceses y luego la revisión en el hospital. ¿Qué hay de común en cada una de estas circunstancias? Para mí las dos me han llevado de nuevo a sentir ese escalofrío que te pasa por la espalda, recorriendo cada una de las vértebras que te deja helada el alma. En palabras es algo muy simple y humano: MIEDO.
Miedo a morir, miedo a que las cosas no vayan como quieres, miedo a no poder confiar en nadie, miedo al futuro desconocido...
¿Hacia dónde caminaremos si no podemos confiar en los demás, en la buena fe con la que debemos realizar nuestras tareas cotidianas? Da igual que sea piloto que médico. La falta de confianza nos lleva a la inseguridad y al miedo.
Y es en casa, con mi hijo, cuando aprendo otra lección de vida. Él cree que yo busco lo mejor para él, a pesar de mis meteduras de pata. Él cree que soy la mejor madre del mundo, y por eso me da confianza. Él me mira con sus ojos limpios, porque cree en las buenas intenciones que tengo cuando le pido algo. Él no tiene miedo, porque vive el momento presente como si fuera un regalo. 
Y es a la vez que creemos cuando creamos.

domingo, 22 de marzo de 2015

Según la tradición critiana estamos en un período de reflexión llamada Cuaresma. Se trata de cuarenta días en los que debes dedicar tiempo a preparar tu corazón para la Pascua.

Me gustaría compartir unas ideas que escuché en una oración cuaresmal. Estas pistas me parecieron geniales para tranquilizar el alma y vivir con consciencia cualquier situación. Ójala podamos practicarlas no solamente en tiempo de Cuaresma.

Son las siguientes: 
  • Haz una lista de las cosas por las cuales estás agradecido. Escribe diariamente tres cosas, te ayudará a fijarte en todo lo bueno que ya tienes.
  • Realiza de forma amorosa actividades cotidianas que haces por los demás: bajar la basura, hacer la comida, hacer las camas...
  • Da gracias mientras creas una pieza de arte, reconoce en ella todos tus dones puestos al servicio de otros.
  • Ayuna de los pensamientos negativos.
  • Ayuna de llenar tu agenda de actividades. Deja un tiempo libre.
  • Si tiendes a aislarte, ayuna de los comportamientos separatistas, el hombre necesita de los otros para vivir.
  • Ayuna de la rutina, procura hacer cada día algo cambiando la pauta a la que estás acostumbrado.
  • Ayuna de estarte quejando continuamente, es una tentanción muy fácil y no soluciona el problema.
  • Ayuna por un día de la necesidad de controlar tu vida.
  • Habla menos y escucha más.
  • Intenta ser más cortés en tu actitud, palabras y acciones.
  • Cuando vayas a hacer la compra, pregunta a tu vecino si desea que le traigas algo.
  • Reconoce tus propias necesidades y atiéndelas. Da a otros la oportunidad de que te ayuden.
Son geniales, ¿verdad?. La idea es que cuando hayamos integrado en nuestra vida cada uno de estos detalles, podamos construir nuestra propia lista. No hay que olvidar que estamos puestos en un tiempo y en un espacio concreto para cumplir una misión, lo que nos lleva a tener que realizar cosas especiales. ¡Hagámoslo consciente y mejoremos la actitud!

domingo, 22 de febrero de 2015

Este fin de semana he estado en un curso donde hemos trabajado herramientas de coaching y he descubierto, con mucha alegría, cuál es mi "misión" en esta vida. Después de hacer un recorrido en todas las situaciones de mi pasado y presente, he visto que estoy en este mundo para romper esquemas. 
Puede sonar pretencioso, pero si lo piensas, solo uno mismo viene programado con unas determinadas cualidades, cada uno vivimos en un tiempo y en un espacio y si en algún momento dejamos de hacer algo que creíamos necesario, se quedará sin hacer. 
Hoy te invito a que pienses para qué estás preparado/a de forma única. Descubrirlo te da una fuerza interior capaz de superar el peor de los miedos.
Y un pasito más, si eres padre o madre, inculca este ejercicio a tus hijos, les ayudarás a creer en sí mismos y a crear su futuro único.

martes, 3 de febrero de 2015

Estoy emocionada, satisfecha, orgullosa, contenta... Esta tarde me he sentido muy bien en el colegio San Pedro y San Felices. Allí he ido invitada por una amiga de mis años de EGB, Rosalía. He llevado conmigo a Benjamín y se lo he presentado a un grupito de padres con los que he compartido también, un pedacito de vida. Espero que ellos se sientan ahora en sus casas, por lo menos, igual de positivos y esperanzados como me siento yo. 

Siempre me pasa que después de una charla, después de poner palabras a mis deseos, después de hacer explícitas mis ideas, me encuentro con más fuerza y energía para colocarme la sonrisa y salir al mundo a dar gracias por mi vida, por mi NUEVA VIDA.
MUCHAS GRACIAS POR ESCUCHAR Y COMPARTIR.

miércoles, 21 de enero de 2015

Me alegra saber que soy más que mi pensamiento. A veces me descubro pensando cosas negativas: mi pelo no me gusta, estoy cansada de la medicación, de sus efectos secundarios,... Sin embargo, he descubierto que dentro de mí hay un espacio donde el silencio y la quietud me ayudan a sacar una sonrisa. Porque en ese espacio no existe nada a parte de mí y las cosas buenas que tengo... Te invito a que lo busques dentro de ti, es el comienzo para disfrutar de uno mismo.

"Hoy es otro precioso día sobre la Tierra y vamos a vivirlo con alegría. En este mundo de cambios, elijo ser flexible en todos los aspectos. Me dispongo a cambiar mis creencias y a cambiarme a mí para mejorar la calidad de mi vida y de mi mundo." LOUSE L. HAY